Los gurús son legión

th-10

Manuelgross.bligoo.com

Siempre hablamos del número de empleos que ha destruido la crisis, pero casi nunca lo hacemos de aquellos que ha creado. ¿Toda crisis es una oportunidad? Pues sí, sobre todo para algunos han encontrado en su gestión psicológica el manantial de ingresos que jamás habrían soñado en otras circunstancias.

Hablo, por supuesto, de la legión de gurús que hacen bolos por esta castigada España dispuestos a explicarnos, con los recursos escénicos propios del monólogo teatral y el power point de turno, qué debemos sentir, qué debemos pensar y qué debemos hacer para salir del hoyo. ¿Almas caritativas expandiendo sus iluminaciones en el campo de la autoayuda, junto a los 10 mandamientos de esa religión que son las  nuevas tecnologías, a modo de mágica semilla de esperanza capaz de  levantar de su postración a los sufrientes de la crisis? Pues no, personas que han visto la oportunidad de salir de su propia crisis o de mejorar su posición económica vendiendo, en la mayoría de las ocasiones, purito humo.

No hay culpa ni motivo para el sonrojo entre los que hacen procesión por este tipo de conferencias en busca de su elemento o de las fuerzas suficientes para echar casa propia y ajena por la ventana y convertirse de la noche a la mañana en el sagaz e intrépido emprendedor que nunca fue o quedó sepultado bajo 10, 20 ó 30 años de trabajo asalariado. Lo realmente patético es que las instituciones públicas, y aquellas que reciben dinero público para organizar sus actividades, llenen sus agendas de cursos y conferencias con asuntos de este tenor. Como si el problema del paro en España fuera que los desempleados carecen de las herramientas adecuadas para la búsqueda activa de empleo en lugar de un sistema colapsado por la incompetencia de sus gobernantes, que ha expulsado del mercado laboral a una ingente cantidad de trabajadores y sigue siendo incapaz de generar la confianza suficiente para que el sector empresarial se arriesgue a contratar de nuevo, pese a la flexibillidad con la que pueden hacerlo y la precariedad creciente a la que someten al trabajador en cualquiera de sus declinaciones, contratado o autónomo.

¿O de verdad alguien se ha creído que los casi cinco millones de parados que registra España van a encontrar acomodo en el autoempleo al inducen como camino de salvación esta legión de gurús, apóstoles de esa nueva religión que es la autoayuda y cuyos dos principales mandamientos son la emprendiduría y las nuevas tecnologías?

Algunos son tan simples, o están tan perdidos, que salen de las sesiones de catequesis a las que les someten esta moderna estirpe de gurús dándose golpes en el pecho por los garrafales errores que  han cometido en su vida laboral y no laboral. Tales golpes en el pecho son, además de un gesto de penitencia, un símbolo de autoafirmación porque, tras la catarsis que han sufrido en esos minutos de terapia colectiva, se sienten momentáneamente capaces de ser hombres y mujeres nuevos, seguros de sí mismos, emprendedores como el que más, inversores arriesgados de capitales propios o en su defecto ajenos  y decididos aspirantes a expertos en lo  más in de las nuevas tecnologías. Por la puerta de atrás se esfuman los mesías dándose golpecitos en la cartera y pensando en la suerte que han tenido aquellos que, como ellos, encontraron la manera de salvarse de la quema sabiendo hacer oportunidad de la crisis y virtud de la cara dura.

 

Anuncios

2 Respuestas a “Los gurús son legión

  1. Lo que comentas es cierto, es lo que se denomina el efecto Forer, o la venta de humo. El problema es que al igual que el alquitrán, y como bien describes, los elementos de ese “humo” también precipitan, no en los pulmones, pero si en el cerebro y la autoestima de quienes consumen estos productos. Al hilo de tus comentarios, y que en cierta manera los ratifican, el siguiente artículo, gestores del talento y headhunters, cuya proliferación viene a demostrar el fracaso absoluto de aquello departamentos internos de RRHH que necesitan recurrir a ellos, lo cual es una paradoja en tiempos de crisis, ya que no solamente se mantiene un departamento que por si mismo se demuestra ineficaz, sino que además se duplica el gasto externalizando sus funciones principales, siendo de esta forma contrario a los Gobiernos, estamentos financieros y demás asociaciones que se llenan la boca hablando de reducción de costes y mejora de la competitividad. http://coachingwords.blogspot.ie/2013/09/madrid-y-los-jjoo.html. Al final, habas, pijos y pan, o lo que es igual, mierda, que dicen en Murcia.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s